Menu
Conductor Llevando A Un Perro En El Coche

Cómo llevar al perro en el coche legalmente

Si eres un amante de los perros y sueles viajar en coche, seguro que en más de una ocasión te has planteado si tu compañero viaja seguro o si te pueden multar en caso de parar o estacionar. Igual que ocurre con los niños, los perros deben llevar un sistema de retención que reduzca las lesiones en caso de accidente y que, por otro lado, también garantice tu seguridad. Te contamos todo lo que debes saber sobre cómo llevar al perro en el coche.

Esto es lo que dice la ley sobre el transporte de animales de compañía

De acuerdo con la legislación actual:

El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos.

Es decir:

  • El conductor tiene que poder moverse con libertad y poder prestar atención a la carretera.
  • Los perros no pueden tener acceso al conductor para que no le distraigan ni ocupar el espacio de visión del retrovisor.

Pero en realidad no va más allá sobre la manera en la que deben sujetarse o tener en cuenta aquellos dispositivos de seguridad pasiva como el cinturón. Sin embargo, por suerte, la DGT sí hace unas recomendaciones sobre el transporte de animales de compañía que podemos considerar, así como sus implicaciones en materia de seguridad tanto para el animal como para el resto de la familia.

Perro en un coche correctamente asegurado

Opciones legales para llevar al perro en el coche

Podríamos decir que como norma general hay 3 opciones para viajar con perro que cumplen con la ley y que aseguran un transporte seguro.

  • Arnés con dos enganches. Un arnés bien colocado con un sistema de unión corto evita el desplazamiento del animal en caso de colisión, haciendo que no peligre su vida ni la del conductor. Además, no permite de pueda acceder a la parte delantera del vehículo.
  • Transportín. Para los perros de tamaño pequeño es recomendable colocar el transportín en el suelo del coche, ya que si ocurre un accidente es improbable que sufra lesiones. En caso de los grandes, la mejor opción en ponerlo en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha.
  • Colocar una rejilla divisoria. Este accesorio que separa el maletero del habitáculo del coche impide que el can pueda pasar a los asientos y deja que se mueva libremente, sin embargo no es muy seguro, por lo que la recomendación es usarlo junto con el transportín en el maletero.

Maneras en las que no es seguro ir en coche con tu mascota

Veamos ahora aquellas opciones que, aunque no todas incumplan la ley, no cumplen con las medidas de seguridad necesarias para evitar daños si se sufre un percance en la carretera.

  • Con el animal suelto. No hace falta decir que esta manera de viajar no cumple con la ley y además es muy peligrosa.
  • Arnés de un solo enganche. Aunque parezca seguro, es posible que el enganche se rompa si hay un golpe y que los ocupantes del vehículo sufran grandes daños, incluido el animal.
  • Enganche y collar. Los dispositivos de retención que se anclan al cinturón de seguridad nunca deben ponerse en el collar del perro. Es cierto que lo mantenemos fuera del alcance del conductor, pero si ocurre algo es muy probable que tenga lesiones graves en el cuello.
  • Transportín sujeto con el cinturón de seguridad. El transportín es una de las maneras más seguras de viajar con nuestro perro, pero no si lo retenemos con el cinturón ya que no es un método seguro para este tipo de cajas.

Perro que viaja en un coche

Recomendaciones sobre cómo viajar con tu perro en el coche

Además de los métodos seguros para transportar a tu perro, hay otras recomendaciones que debemos seguir para conseguir que el viaje sea agradable para todos. Te contamos algunas de ellas:

  • No darle de comer justo antes de salir, corres el riesgo de que se maree y vomite.
  • En caso de ir con un arnés en el asiento, protege la tapicería con una funda específica.
  • Lleva agua y haz las paradas recomendadas para que pueda estirar las patas.
  • Ten cuidado al parar y asegúrate de que tiene puesta la correa.
  • No coloques objetos que puedan desplazarse cerca del perro, en caso de accidente puede ser peligroso.
  • Nunca dejes a tu perro dentro del coche solo, en menos de lo que piensas puede sufrir un golpe de calor.
  • No es seguro que saque la cabeza por la ventana, además que se puede chocar con algo es probable que termine con una otitis.

Siguiendo estas pautas de seguridad conseguirás, además de evitar multas, que el viaje sea agradable tanto para el perro, como para el conductor y el resto de ocupantes del coche.